Los pisos de vegetación en Canarias

Los pisos de vegetación en Canarias representan una fascinante amalgama de ecosistemas que se despliegan a lo largo de las variadas altitudes del archipiélago.

Esta singular distribución de la flora, determinada por factores geográficos y climáticos, es testimonio de la rica biodiversidad de las islas.

Desde las zonas costeras hasta las cumbres montañosas, cada nivel altitudinal desvela una combinación distinta de especies vegetales adaptadas a sus particulares condiciones.

Este mosaico de hábitats no solo refuerza la importancia ecológica de Canarias, sino que también subraya el valor patrimonial y científico de la región.

Al explorar y entender la complejidad y riqueza de los pisos de vegetación en Canarias, abrimos una ventana al corazón verde del archipiélago

✦ Pisos de vegetación en Canarias

Las Canarias se encuentran en una posición geográfica única, que les otorga una variedad climática notable. Pese a su cercanía con el continente africano, presentan un clima suavizado por la corrientes frías y los vientos alisios.

La combinación de la latitud, la influencia del Océano Atlántico, los vientos alisios y la orografía volcánica determinan la distribución de la vegetación en diferentes altitudes.

De este modo, a lo largo de las islas, podemos distinguir varios pisos de vegetación en Canarias, los cuales son representativos de las condiciones ambientales de cada altitud.

pisos de vegetación canarias

Piso Cardonal-tabaibal

Este piso vegetativo es emblemático de las zonas bajas de las Islas Canarias, extendiéndose desde el nivel del mar hasta aproximadamente los 300-500 metros de altitud. Es característico de áreas áridas y semiáridas, reflejando las condiciones secas y cálidas de estas regiones insulares.

Tal vez te interese:  ¿Qué significa N, Z, Q, I, R en matemáticas?

El paisaje del Cardonal-tabaibal se distingue por su vegetación adaptada a la sequía, donde dominan dos especies en particular: el cardón (Euphorbia canariensis), una cactácea endémica de gran tamaño, y el tabaibe (Euphorbia spp.), que incluye varias especies de aspecto suculento.

Estas plantas no solo son esenciales para la biodiversidad canaria, sino que también desempeñan un papel crucial en la retención de agua y la protección del suelo.

⌦ Bosque termófilo

El bosque termófilo se asienta en las Islas Canarias a altitudes que van aproximadamente entre los 200 y 600 metros, actuando como transición entre las zonas bajas áridas y las medianías húmedas.

Este tipo de bosque es resultado de la adaptación a un clima más cálido y con menos humedad que el de la laurisilva, pero más húmedo que el cardonal-tabaibal.

Su vegetación se compone de especies como el palo blanco, el dragón y el almácigo. Además de estas, se encuentran diversas especies de sabinas y acebuches.

El bosque termófilo es de gran importancia ecológica, pues actúa como corredor biológico, facilitando la conexión entre distintos hábitats y contribuyendo a la biodiversidad del archipiélago.

⌦ Laurisilva (monteverde)

El piso de la Laurisilva, también conocido como monteverde, es uno de los ecosistemas más emblemáticos de las Islas Canarias, ubicándose principalmente entre los 600 y 1.200 metros de altitud.

Este bosque húmedo y perenne evoca a paisajes de tiempos pretéritos, siendo un relicto de la era Terciaria. Se caracteriza por su alta humedad, resultado de la condensación de las nubes que son retenidas por las montañas.

Tal vez te interese:  ¿Qué es el Gaslighting? La técnica más usada por las parejas tóxicas

Dentro de este verde manto, predominan árboles como el laurel, el viñátigo y el til. Además de su importancia ecológica, la laurisilva es esencial para la regulación hídrica de las islas, actuando como una esponja natural que captura y distribuye agua.

⌦ Piso de fayal-brezal

El Fayal-brezal, comúnmente conocido como monteverde, es uno de los pisos de vegetación más emblemáticos de las Islas Canarias.

Situado a altitudes que varían entre los 1.000 y 1.500 metros, este ecosistema se presenta como un manto verde que prospera en las condiciones de humedad proporcionadas por la condensación de los vientos alisios.

Dominado principalmente por el árbol faya (Myrica faya) y el brezo (Erica arborea), el paisaje es de un bosque denso y neblinoso, donde la humedad persistente favorece la proliferación de musgos y helechos.

El Fayal-brezal es esencial para la regulación hídrica del archipiélago, actuando como esponja natural que absorbe y almacena agua, liberándola gradualmente y alimentando acuíferos y cursos fluviales.

⌦ Pinar

El piso de Pinar, predominante en las Islas Canarias, está dominado por el majestuoso pino canario (Pinus canariensis), un árbol endémico que se ha adaptado perfectamente a las particularidades del archipiélago. Este piso se extiende desde el final del fayal-brezal hasta aproximadamente los 2.000 metros de altitud.

El pino canario se caracteriza por su notable resistencia al fuego, gracias a su corteza gruesa y capacidad regenerativa. Esta adaptación le permite sobrevivir y prosperar en áreas propensas a incendios naturales.

Este Pinar constituye un ecosistema vital que alberga una biodiversidad única, ofreciendo refugio a varias especies de flora y fauna. Además, desempeña un papel crucial en la captación y conservación del agua, siendo esencial para el equilibrio hidrológico de las islas.

Tal vez te interese:  Pipetování, una técnica fundamental para la ciencia

⌦ Piso de Alta montaña

El piso de alta montaña en las Islas Canarias se extiende a partir de los 2.000 metros de altitud, caracterizándose por condiciones ambientales extremas.

En estas altitudes, las temperaturas son considerablemente más bajas y la vegetación se ve sometida a fuertes vientos y radiación solar intensa. A pesar de estas condiciones adversas, la flora ha desarrollado increíbles adaptaciones.

En este escenario encontramos plantas almohadilladas y rosetófilas, adaptadas para reducir la pérdida de calor y agua. Especies como el codeso de cumbre, la violeta del Teide y varios tipos de sedums son representativos de este ecosistema.

Este piso, aunque menos denso en biodiversidad que otros niveles altitudinales, destaca por la resistencia y adaptabilidad de sus especies.


A pesar de la riqueza y diversidad de estos pisos de vegetación, las Canarias enfrentan retos en términos de conservación. El desarrollo urbano, la introducción de especies invasoras y el cambio climático son algunas de las amenazas que pesan sobre estos ecosistemas.

Es esencial que adoptemos medidas para conservar estos valiosos ecosistemas. La creación de parques nacionales, la sensibilización pública y la investigación científica son fundamentales para asegurar la supervivencia de estos pisos de vegetación.

Las Canarias no solo son famosas por sus playas y paisajes, sino también por su biodiversidad. Los pisos de vegetación reflejan la riqueza natural de las islas y nos recuerdan la importancia de preservar y valorar nuestro patrimonio natural.

Cada piso, con sus especies y características, es un testimonio viviente de la historia ecológica de este archipiélago, y es nuestro deber protegerlo para las futuras generaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable datos: Agustín Ruiz | Derechos: Rectificar, acceder, portar, suprimir, limitar y a que olvidemos tus datos | Finalidad: Moderar comentarios | Destinatario: No se comunicarán tus datos a persona u organización alguna | Conservación: Hasta que el interesado solicite la supresión | Legitimación: Tu consentimiento. +info.