El desternillante chiste del chocobollo

el chiste del chocobollo

¿Alguna vez has oído el famoso chiste del chocobollo? Si tu respuesta es “no”, es posible que hayas vivido en una cueva durante la última década o, simplemente, tienes un humor tan refinado que no se relaciona con bollos caídos.

¡Pero no te preocupes! Estamos aquí para iluminar tu día con una dosis de humor dulce y pegajoso. Si estás buscando un poco de carcajadas y diversión, sigue leyendo y te cuento el chiste.

✦ El chiste del chocobollo

Va un tío y entra a una tienda para comprarse un chocobollo, ¿vale? Y nada más salir, ¡pum!, se le cae al suelo, que está más sucio que la mente de algunos de mis haters. Y el tío, mirando al chocobollo, dice: “Chocobollo, chocobollo, no te caigas”.

Pero como la vida es un bucle sin fin de desgracias… el tío vuelve a entrar a la tienda, compra otro chocobollo, y otra vez, ¡al suelo! Esta vez, ya más enfadado, exclama: “¡Chocobollo, chocobollo, no te vuelvas a caer!”.

Y ya sabéis cómo va esto, ¿no? El tío compra otro chocobollo, se le cae, y amenaza: “Chocobollo, chocobollo, si te vuelves a caer, te tiro al mar”. Y, obviamente, se le cae, así que… ¡al agua patos!

Tal vez te interese:  Ignacio Gómez Pellico y Paloma San Basilio ¿Qué pasó?

Pero ahora viene lo mejor. Imaginaos a una señora, súper preocupada porque ha perdido su anillo de matrimonio mientras fregaba. Para compensarlo, decide invitar a su marido a cenar a un restaurante de pescados. Y cuando le sirven el plato…

…¡Encuentra en el pescado al chocobollo! ¡No el anillo, el chocobollo!

Menudo plot twist, ¿eh? Lo admito, el chocobollo tiene más vida social que yo en estos tiempos.

✦ Origen del chiste

Los orígenes exactos del chiste del chocobollo son difíciles de rastrear. Como muchos chistes populares, sus raíces podrían estar en el folklore oral o en las bromas contadas en reuniones familiares y entre amigos.

Hay quién afirma que pertenece al famoso youtuber Wismichu, aunque bien podría haberlo adaptado en su vídeo.

Lo que sí sabemos es que el chiste utiliza elementos comunes del humor, tales como el juego de palabras, la repetición y, sobre todo, el giro inesperado al final.

En sus inicios, el chiste podría haber surgido como una broma sencilla relacionada con objetos cotidianos que se caen al suelo. Con el tiempo, y gracias a la creatividad de quienes lo contaban, el chiste fue adquiriendo el formato que hoy conocemos.

✦ Componentes humorísticos del chiste

Para entender por qué el chiste del chocobollo provoca risas, es fundamental desglosar sus componentes humorísticos:

  • Juego de palabras: La palabra “chocobollo” ya es, de por sí, un término que resulta curioso y atractivo. La repetición de la palabra y el juego fonético que produce son esenciales para el humor del chiste.
  • Repetición: El hecho de que el protagonista repita la acción de comprar un chocobollo y este se caiga al suelo establece una estructura repetitiva que el oyente identifica rápidamente. Este patrón prepara al público para un desenlace, que se ve truncado por el inesperado giro al final.
  • El giro inesperado: La clave del humor de este chiste reside en su final. La conexión inesperada entre dos situaciones aparentemente no relacionadas provoca el efecto sorpresa que desata la risa.
Tal vez te interese:  ¿Quién es Shane Chaplin Saura?

✦ El chocobollo en la cultura popular

Lo verdaderamente fascinante del chiste del chocobollo es cómo ha trascendido de ser una simple broma a convertirse en un fenómeno cultural.

Hoy en día, no es raro encontrar referencias al chiste en programas de televisión, redes sociales y hasta en la literatura.

Es un testimonio del poder del humor y de cómo un chiste bien contado puede unir a las personas, independientemente de su edad o procedencia.

Y no solo eso, sino que también ha inspirado a artistas y creativos a darle vida propia, a través de ilustraciones, memes y hasta vídeos.

El chocobollo, más que un simple personaje de chiste, se ha convertido en un símbolo de la comicidad y el ingenio del humor hispanohablante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable datos: Agustín Ruiz | Derechos: Rectificar, acceder, portar, suprimir, limitar y a que olvidemos tus datos | Finalidad: Moderar comentarios | Destinatario: No se comunicarán tus datos a persona u organización alguna | Conservación: Hasta que el interesado solicite la supresión | Legitimación: Tu consentimiento. +info.